La nota roja: un podcast sobre Ciudad Juárez y sus 27 años de feminicidios e impunidad

De Fernanda Campos

La nota roja es un podcast de la periodista Lydia Cacho como asesora y narradora. En él se relatan los últimos 27 años de feminicidios e impunidad que se han vivido en Ciudad Juárez; buscan darle voz a todas las asesinadas, violadas, desaparecidas y secuestradas en «La ciudad que mata mujeres». Esto lo hacen con la ayuda de un equipo de especialistas en el tema; conformado casi en su totalidad por mujeres investigadoras, reporteras, madres, colectivas feministas y trabajadoras del gobierno tanto mexicano como del estadounidense.

Se narran los hechos que acontecen en Ciudad Juárez desde hace más de dos décadas. Donde con la ayuda de un gobierno corrupto, se ha dado “carpetazo” a más de 10,000 casos de feminicidios y desapariciones. Estas atrocidades han dejado a familias rotas, sueños sin cumplir, huérfanos sin sus madres y a padres sin sus hijas.

Esta ciudad ha sido catalogada como la más peligrosa del mundo, el cual no es un título ganado en balde. Durante la década de los ochenta, Armando Carrillo, conocido como El señor de los cielos, introdujo el narcotráfico a México por medio de narcotraficantes colombianos. Esto ocurrió debido a su imposibilidad de traficar cocaína a Estados Unidos por medio del océano, así que vieron en las fronteras mexicanas una gran oportunidad; Carrillo tomó avionetas y las ciudades fronterizas para empezar su imperio de drogas, que inició con una alza de violencia y corrupción en todo el norte del país.

El narcotráfico trajo consigo el secuestro de mujeres para prostitución o trata de personas por pedido especial para sus clientes. Además, los innumerables feminicidios así como las violaciones quedaron impunes por el nexo entre el gobierno y los grupos delictivos.

Sin embargo, el narcotráfico no fue el único factor en el alza de la violencia contra las mujeres. El tercer factor fue el Tratado de Libre Comercio (TLC) y la disponibilidad de mano de obra barata. Esto generó que las maquiladoras y los empresarios extranjeros que las manejan, se sintieran atraídos hacía la posibilidad de explotación laboral de las mujeres. 

De esta forma, las maquiladoras atrajeron a miles de mexicanas que emigraron de pueblos y zonas rurales a las grandes ciudades industriales en busca de mejores oportunidades. No obstante, se encontraron con salarios bajos justificados con la “temporalidad» de los trabajos femeninos; esto provocó una alta rotación de trabajadoras, lo que creó una concepción de mujeres «desechables».

Un cuarto factor es el machismo y el hecho de que las mujeres que trabajaban en las maquiladoras eran cada vez más independientes; esto provocó en sus jefes y esposos la necesidad de ser más dominantes, debido a la falta de control económico que tenían sobre ellas.

La última causa: la impunidad es como una segunda muerte para las asesinadas. Menos del 1% de los casos es resuelto y condenado, por lo que en un sistema de justicia que le falla a las mujeres, los feminicidas son intocables.

Se pueden oír testimonios de madres y padres que por más de veinte años han tenido que vivir con el dolor de las muertes de sus hijas; saber que en la necropsia sus cadáveres gritaban todo lo que habían sufrido en sus últimos días con vida, sus historias de impunidad y falta de empatía por parte de las autoridades; historias desgarradoras de su vida en medio de un limbo del dolor. Además, se concientiza sobre el hecho de que jamás, ni cuando Juárez estaba en ojos y boca de todo el mundo, se hizo alguna acción real para acabar con todos estos asesinatos.

Te invitamos a escuchar el Podcast: La nota roja, que consta de diez capítulos con aproximadamente cuarenta minutos de duración cada uno, en el que te mantendrás en el limbo de la impotencia, miedo y dolor de la realidad de nuestro país. Es un increíble trabajo documental hecho por la productora Estefanía Bonilla, la periodista Alicia Fernández, así como la asesoría y narración de Lydia Cacho. 

Lo puedes escuchar en casi todas las plataformas online. ¡Aquí te dejamos el podcast en Spotify!

Corrección: Michelle Saravia (@mmalamente.s)

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search