Hannah Höch, pionera del fotomontaje dadaísta

Por: Mariana Guizar

En esta cápsula del tiempo conoceremos a Hanna Höch, una artista berlinesa nacida en 1889 que revolucionó la escena del arte. Además de ser la pionera del fotomontaje dadaísta, es considerada un referente feminista. En sus creaciones denunciaba un mundo en el que la mujer no aspiraba a oportunidades en ningún ámbito.

Hannah Höch (1889-1978)

Sus obras generaron impacto debido a que criticaba a la sociedad de aquella época mediante lo novedoso de su técnica artística. Con el ensamblaje de imágenes de revistas y panfletos, en combinación con la pintura, creaba collages con proporciones distorsionadas y mezclas de texturas que llevaban a los espectadores a un mundo irreal, pero impregnado de la cotidianidad de la mujer.

La novia (Pandora), 1927. 
Representa a la esposa como un objeto inanimado para el uso del marido. Alude también a que la mayoría de las mujeres son muy jóvenes cuando son llevadas a la vida conyugal.

Hannah Höch se enfrentó a diversos obstáculos dentro de la vanguardia dadaísta; otros artistas de este movimiento no la consideraban digna de integrarse en el grupo por ser mujer. Por ello, limitaban la presencia de sus obras en importantes exposiciones de arte y la menospreciaban con apodos denigrantes. Sin embargo, esto solo la impulsó a continuar con sus trabajos sobre el género y las representaciones de la «nueva mujer».

El Padre, 1920.
Retrata a una pareja moderna que ha adoptado la igualdad de género en su relación, pero sólo en teoría, pues el marido cae en crisis cuando le toca realizar tareas del hogar.

Hannah Höch fue una artista multifacética. Logró hacer un uso político del arte a través de la sátira, para mostrar los aspectos de la vida con los que estaba en desacuerdo. No solo destacó dentro del fotomontaje, sino también en la esfera de la escritura, el grabado, la escultura, el dibujo y la pintura.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search