La Tianguis: un espacio para resistir juntes

De: Pau Martínez

El pasado 23 de septiembre varios comerciantes de la calle Génova, en la alcaldía Cuauhtémoc, con palos y tubos atacaron La Tianguis, una espacia destinada al comercio, ubicada en la Glorieta de los Insurgentes y conformada por un grupo sexo-disidentes de distintas edades. La tianguis se formó hace cinco meses, en respuesta a la violencia económica que sufre la comunidad LGBT+ de la Ciudad de México y sus alrededores; no solo por el contexto pandémico sino por la LGBTbfobia presente en todo el país. 

Los actos de odio fueron repudiados en varios pronunciamientos que se difundieron en las cuentas principales de La Tianguis. Tanto en Instagram como en TikTok, publicaron los videos que reprobaban la magnitud del ataque, la indiferencia de la policía y el posterior encapsulamiento a manos de un grupo de granaderos. Por estos sucesos, el ocho de octubre realizaron una protesta pacífica para exponer dichas agresiones y demostrar la supervivencia del sentimiento de unidad de dicha espacia. 

La tianguis. (2021) Fotografía tomada por Pau Martínez (@blu3.sunflowerrr)
La tianguis. (2021) Fotografía tomada por Pau Martínez (@blu3.sunflowerrr)
La tianguis. (2021) Fotografía tomada por Pau Martínez (@blu3.sunflowerrr)

Sin embargo, después del primer evento, varies integrantes de este grupo sexo-disidente resultaron afectades a nivel psicológico, no solo por las violentas acciones de los grupos externos, también por la cantidad de personas que padecen ansiedad. Esto ha provocado que las crisis de ansiedad y los ataques de pánico aumentaran considerablemente entre elles. 

Permanecer en un espacio que con el paso del tiempo se ha vuelto más peligroso ha hecho que les integrantes de la tianguis se vuelvan una unidad armónica que resiste entre murales y consignas como “Te quiero trans” o “Lencha libre”. Dicha familia se ha formado por un sentimiento que parte desde una empatía difícil de describir.

La tianguis. (2021) Fotografía tomada por Pau Martínez (@blu3.sunflowerrr)
La tianguis. (2021) Fotografía tomada por Pau Martínez (@blu3.sunflowerrr)

Para elles encontrarse en le otre significa dejar de ser juzgades, al menos no al nivel en el que lo son afuera. Las calles e incluso los hogares son lugares de riesgo, pero La Tianguis se volvió un espacio seguro al que acudir. Para elles, representa algo muy valioso y especial. Simplemente es algo digno de proteger. 

Por eso escuchar a los policías culpar a La Tianguis bajo el argumento de que “eso les pasaba por jotos y desviados”. No representa una sorpresa, pero sí un sentimiento de frustración e ira. Las protestas pacíficas y llenas de bailes y pasarelas son una forma de luchar contra el sistema en conjunto y desde una posición que no les haga sentir más vulnerables.

Leave a Comment

Your email address will not be published.

Start typing and press Enter to search